Primer Examen para los Límites de Captura de 2016 en Aguas Europeas

La propuesta de la Comisión Europea para los stocks del mar Báltico será sometida a la valoración de los ministros de pesca

Primer Examen para los Límites de Captura de 2016 en Aguas Europeas

Los límites de captura en el mar Báltico, propuestos por la Comisión Europea para 2016, servirán para poner a prueba el compromiso de los líderes europeos con la implementación de la reformada Política Pesquera Común (PPC).

La Comisión es la encargada de que se aplique la PPC y, a tal efecto, debe proponer unos límites de captura en aguas europeas que acaben con la sobrepesca y permitan la recuperación de los stocks sobreexplotados. A continuación, dichos límites son fijados por el Consejo de Pesca, compuesto por los ministros responsables de asuntos pesqueros de los 28 Estados miembros.

La Comisión propone esos límites cada año, primero para el Báltico y después para las aguas del Atlántico nororiental y sus adyacentes. Así pues, la propuesta para el Báltico, hecha pública en septiembre, es un barómetro que permite medir cuán ambiciosa es la Comisión a la hora de alcanzar los objetivos de la PPC, sin demoras ni concesiones. Los ministros de pesca se reunirán los días 22 y 23 de octubre para estudiar las propuestas.

Habitualmente, la propuesta para el Báltico incluye diez límites de captura, conocidos con el nombre de totales admisibles de captura (TAC), para varios stocks pesqueros. La propuesta de la Comisión sigue, por lo general, los límites propuestos por los científicos, lo cual es positivo. Sin embargo, este año la Comisión ha propuesto sólo nueve cuotas, y no se ha pronunciado sobre el bacalao occidental. A falta de una propuesta, los ministros de pesca tendrán que negociar entre ellos una cuota de captura para este stock.

Ocho de los TAC propuestos no superan lo indicado en el asesoramiento científico solicitado al Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM). Entre ellos figuran los límites de captura para el arenque, la solla, el espadín y el salmón.

Para uno de los TAC, el relativo al bacalao oriental, el límite de captura propuesto por la Comisión es muy superior a lo aconsejado por el CIEM, que recomendaba un máximo de 29.220 toneladas. La propuesta de la Comisión asciende a 41.143 toneladas. Esta cifra no sólo está considerablemente por encima de los niveles aconsejados, sino que podría incluso superar la cantidad de peces que los pescadores son capaces de capturar. Por ejemplo, en 2014 los pescadores alemanes desembarcaron sólo el 15% de la cuota de bacalao oriental que tenían asignada. Así pues, aunque la gran mayoría de los TAC propuestos por la Comisión Europea en el Báltico para 2016 se ajustan a los niveles aconsejados por los científicos, de conformidad con los objetivos de la PPC, todavía  se sigue sin proponer unos límites de captura que permitan acabar con la sobrepesca en todos los casos.

Los ministros de pesca tienen historial en lo que se refiere a legislar la sobrepesca. Para revertir esta situación, la Comisión debe desempeñar su papel y proponer unas cuotas de captura que vayan completamente en línea con la PPC.

La Comisión casi dio en el blanco con los límites propuestos para las pesquerías del Báltico; esperamos que la propuesta para las aguas del Atlántico nororiental, que presentará en las próximas semanas, sea aún mejor.

Andrew Clayton dirige las campañas de Pew para acabar con la sobrepesca en las aguas noroccidentales de Europa.

States of Innovation