Objetivos y niveles de cobertura del programa

La implementación exitosa del monitoreo electrónico depende de llegar a un acuerdo en torno a establecer objetivos claros

Pew.Feature.Listing.NavigateTo

Objetivos y niveles de cobertura del programa
The Pew Charitable Trusts

Resumen

El programa de monitoreo electrónico (ME) puede ayudar a las organizaciones regionales de ordenación pesquera (OROP) a mejorar la supervisión de las capturas de los buques y otras actividades realizadas a bordo. Para asegurarse de que el programa sea eficaz, las OROP, en colaboración con las partes interesadas, deberán determinar objetivos claros. Asimismo, los objetivos establecidos definirán el nivel necesario de monitoreo y cómo los sistemas de ME complementarán a los observadores humanos.

Establecer los objetivos del programa de ME

Los objetivos influyen en cada aspecto del programa de ME, desde la definición de los equipos necesarios y los costos relacionados hasta la cantidad de cobertura deseada y cómo se analizarán los datos. Tener objetivos claros también facilita la comunicación de las decisiones (y la aceptación de estas) por las partes interesadas. 

Estos objetivos podrían incluir verificar los niveles de captura deseados o cumplir con los límites de captura accesoria y otras regulaciones. Los gestores pesqueros deberán considerar los desafíos que supone el monitoreo, cómo los sistemas de ME pueden complementar su actual sistema de recolección de información y qué datos adicionales se pueden recolectar de manera económica, eficaz y precisa por medio de estos sistemas.

Los objetivos definen los niveles de cobertura

Una vez acordados los objetivos, los gestores deberán decidir el nivel adecuado de cobertura del ME, es decir, qué porcentaje de la flota deberá tener sistemas de ME instalados y qué actividades deberán quedar registradas. Idealmente, todos los buques deberían tener que registrar electrónicamente las actividades. Si no se exige un sistema de ME en todos los buques, los operadores que participan pueden frustrarse por la falta de representatividad de toda la pesquería. La cobertura total garantiza la supervisión adecuada, y los datos recolectados serían representativos de todas las pesquerías, lo que reduce las probabilidades de que los operadores de los buques modifiquen sus prácticas pesqueras cuando hay un observador presente. 

Una cobertura del 100 % no implica que se exija, o se sugiera, revisar todas las filmaciones. En los programas de ME, se suele revisar una muestra aleatoria de los datos, una práctica eficaz según lo demuestran los estudios sobre el tema.1  

Si no es viable la cobertura total del programa, se deberá decidir qué porción de la flota debe instalar un sistema de ME. En esos casos, los gestores pesqueros y el personal de las OROP deberían hacer lo siguiente:

  • Acordar los objetivos de gestión y monitoreo del programa de ME. Por ejemplo, podría organizarse un grupo de trabajo de ME para que las partes interesadas pudieran debatir contrapartidas, compartir información y negociar objetivos de ME.
  • Evaluar los tipos de aparejos para determinar qué información deberá recolectar el sistema de ME. Los gestores deberán considerar la actividad pesquera de los buques. Por ejemplo, es posible que los buques de menor tamaño, cuya actividad pesquera es limitada, no puedan contar con cobertura de ME.
  • Identificar las prioridades de monitoreo vinculadas con los objetivos del programa. Por ejemplo, las pesquerías de palangre podrían estar interesadas en monitorear la captura accesoria. Los gestores deberán evaluar los riesgos que supondría dejar a la flota o a ciertas actividades sin monitorear. Las pesquerías con mínimos problemas de cumplimiento podrían ser recompensadas con menores requisitos de cobertura de observadores.
  • Analizar las áreas donde el ME podría reemplazar o complementar a los observadores humanos. La mayoría de las flotas cerqueras requieren un 100 % de cobertura de observadores, por lo que es probable que el ME complemente esta cobertura. Ya que los buques de palangre tienen una alta tasa de captura accesoria y una cobertura de observadores extremadamente baja (cercana al 5 %), se podría priorizar el ME como una herramienta para mejorar el monitoreo.

Conclusión

Los objetivos claros, definidos con ayuda de la opinión de las partes interesadas, son los cimientos de un programa de ME eficaz y bien diseñado. Si las OROP se toman el tiempo necesario para acordar los objetivos del programa al inicio del proceso de diseño, pueden garantizar que los participantes compartan la misma visión con respecto a cómo se empleará la tecnología y por qué; y los gestores pueden usar los objetivos para orientar la toma de decisiones durante el proceso.

Nota final

  1. The Pew Charitable Trusts, “How to Review Electronic Monitoring Data While Safeguarding Privacy”, (2020), pewtrusts.org/ ElectronicMonitoring.
The front facade of the Supreme Court of the United States in Washington, DC.
ian-hutchinson-U8WfiRpsQ7Y-unsplash.jpg_master

Agenda for America

Resources for federal, state, and local decision-makers

Quick View

Data-driven policymaking is not just a tool for finding new solutions for emerging challenges, it makes government more effective and better able to serve the public interest.