Los expertos de Pew comparten cómo la cooperación internacional mejora la ordenación de pesquerías

Una coordinación regional más sólida podría proteger mejor las valiosas poblaciones de peces frente a la sobrepesca y la actividad ilícita

Pew.Feature.Listing.NavigateTo

Los expertos de Pew comparten cómo la cooperación internacional mejora la ordenación de pesquerías
person walking by a fishing boat in a port
Andyd iStockPhoto

Este artículo es el primero de una serie sobre pesca y cooperación regional.

La sobrepesca y la actividad pesquera ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR) es peligrosa para las poblaciones de peces, los pescadores y la salud a largo plazo de la industria de productos pesqueros. Como respuesta, la cooperación internacional a través de los grupos regionales y las instituciones globales ofrece plataformas enfocadas en garantizar la gestión sustentable de las valiosas poblaciones de peces, independientemente del grado de participación de un país en las organizaciones regionales de ordenación pesquera (OROP) que coordinan y supervisan la pesca compartida. 

Esta entrevista con tres expertos del proyecto de pesquerías internacionales de The Pew Charitable Trusts se ha editado con fines de claridad y brevedad. En dicha entrevista, Nikolas Evangelides y Tahiana Fajardo Vargas se centran en el trabajo para terminar con la pesca ilegal, y Glen Holmes lidera el compromiso con las OROP clave centradas en el atún.

¿Cuál es la importancia de la coordinación regional para combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada?

Fajardo: La coordinación regional es una herramienta esencial. La acción nacional es muy importante, pero las iniciativas regionales reducen las oportunidades para que actores inescrupulosos evadan los límites y fomenten que la pesca INDNR entre en la cadena de suministro. La coordinación regional es particularmente beneficiosa cuando los recursos son limitados, porque la cooperación y el uso compartido de información permiten tomar mejores medidas y más rentables para garantizar actividades de pesca legal y sustentable.

Evangelides: La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada no puede resolverse de manera aislada. Es un problema complejo que requiere conocimientos específicos de una variedad de temas, desde leyes internacionales y herramientas de toma de decisiones globales hasta temas más técnicos como operaciones de la cadena de suministro, tecnologías de seguimiento de buques y especificaciones de buques de pesca. Ninguna persona , y ningún país, puede saber todo sobre todos los aspectos de las políticas pesqueras. La coordinación regional reúne a personas y países que tienen conocimientos sobre algunos de estos factores y crea alianzas entre colaboradores con formas de pensar similares.

¿Qué desafíos se enfrentan en la coordinación regional?

Holmes: Los países suelen competir por la misma parte del mercado, entonces cuando aceptan cooperar, deben confiar en que cualquier medida que tomen no los pondrá en desventaja. También es posible que tengan diferentes intereses, ya sea en un tipo de pesca o respecto del arte de pesca que utilicen. En estos casos, es de vital importancia que aquellos que lideran las iniciativas para cooperar también resalten los beneficios para todos a través de políticas inteligentes.

Pero el mayor desafío para las actividades de coordinación regional, al menos en las regiones del océano donde trabajo, es la capacidad. Muchas naciones costeras tienen recursos mínimos, lo que dificulta la consideración de actividades regionales adicionales.

¿Cómo se resuelve este problema de capacidad?

Holmes: La manera de resolverlo es intentar mejorar la comprensión de los problemas en estos estados costeros y, luego, implementar avances en su capacidad tecnológica. Esto debe realizarse paralelamente con la identificación de oportunidades de financiación para las naciones, los grupos regionales y demás, para ayudar a preparar un éxito a largo plazo para la ordenación de pesquerías, su supervisión y la lucha en contra de actividades ilegales.

¿Existen otros desafíos en la promoción de la coordinación regional?

Fajardo: Lograr que los actores relevantes del sector en una región se pongan de acuerdo sobre la mejor manera de avanzar puede ser un desafío, especialmente cuando se trata de identificar las prioridades. Esta falta de alineación puede ser tanto a nivel nacional como regional, a veces incluso ambos.

¿Cuál es la mejor manera de enfrentar estos desafíos?

Fajardo: Los planes de un país de sumarse a un grupo regional, aumentan la probabilidad de que los actores relevantes del sector en el país logren ponerse de acuerdo a nivel nacional sobre la manera en la que quieren ayudar a combatir la pesca ilegal en su país. Una vez hecho esto internamente, a nivel regional, los países pueden encontrar puntos en común y realizar estrategias para avanzar con iniciativas más amplias para combatir la pesca INDNR.

Por otra parte, ¿cuál es la mayor ventaja de trabajar con coaliciones amplias de países?

Fajardo: Los países tienen poder de manera individual, pero son aún más fuertes cuando están unidos. Siempre me sorprende el poder transformador de las regiones y coaliciones cuando trabajan y presentan posiciones como bloques. Un buen ejemplo de coordinación regional en Latinoamérica es la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano, mejor conocida como la OSPESCA, que ha estado coordinando el trabajo de pesca y acuicultura en la región desde la década de los noventa, con un enfoque particular en la lucha contra la pesca ilegal. Recientemente, la organización ha trabajado exitosamente con la Comisión Centroamericana de Transporte Marítimo (COCATRAM) en protocolos conjuntos orientados a la comunicación, el intercambio de información y la inspección de buques para fortalecer la lucha regional contra la actividad INDNR.

Holmes: La mejor parte, pero con frecuencia también el aspecto más frustrante, es lograr una comprensión de todas las capacidades e intereses diferentes que hay alrededor de un problema particular, como la pesca. También es increíble poder ver cómo la coordinación se desarrolla en el tiempo. Al final, es muy satisfactorio encontrar un camino para lograr una mejor gestión de un recurso natural.

¿Podría darnos un ejemplo?

Holmes: El G16, un grupo informal de estados costeros con formas de pensar similares en la Comisión del Atún del Océano Índico (IOTC, por sus siglas en inglés) con un objetivo común de uso sustentable del atún y especies similares. El G16 es una agrupación informal organizada en los años recientes, que ya está viendo resultados: En debates de asignación de IOTC, por ejemplo, su posición unificada sobre la asignación de la pesca fortalece su posición general en la organización.

¿Existen otras historias de éxito de la coordinación regional que puedan ser modelos a seguir?

Evangelides: La creación y el trabajo del proyecto FISH-i Africa, formado por ocho países costeros del este de África a lo largo del Océano Índico occidental, ha sido bastante exitoso. La iniciativa muestra que, cuando se acompaña la cooperación regional con conocimientos técnicos y un análisis de datos especializado, se puede ayudar a evitar que la pesca ilegal entre al mercado. Y sería descuidado no mencionar a la Coalición contra la pesca INDNR de la Unión Europea, una sociedad de cinco ONG medioambientales con sede en Europa que trabajan para poner fin a la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada mejorando la gobernanza y transparencia de la pesca global. La coalición ha ayudado a la Comisión de la UE a garantizar que los miembros de la organización cumplan con sus compromisos y políticas de pesca INDNR declarados.

La UE también es líder global a través de su “esquema de tarjetas rojas y amarillas”, que utiliza las tarjetas que usan los árbitros en el fútbol. Esa es probablemente la herramienta unilateral más ambiciosa y efectiva aplicada.

Es adecuado mencionar eso, más ahora que recientemente finalizó la Copa Mundial. ¿Cómo funciona este sistema?

Evangelides: A los estados fuera de la UE identificados como estados con medidas inadecuadas vigentes para evitar y detener la actividad INDNR se les solicita iniciar un diálogo con la UE. Si la situación no mejora, la UE podría emitir al país una advertencia formal (tarjeta amarilla). Y luego, si la situación todavía no mejora, la tarjeta amarilla podría escalar a una tarjeta roja, lo que significaría aplicar sanciones como la prohibición de comercio, que impide que los peces capturados en su medio silvestre ingresen en el mercado de la UE. En más de 10 años de existencia, el esquema de tarjetas rojas y amarillas ha alentado reformas comprobables sobre la pesca de todo el mundo y ha generado más de 70 diálogos y decisiones sobre la pesca INDNR en 27 países.

Holmes: Tengo una historia de éxito regional más para compartir.

¡Escuchémosla!

Holmes: El Organismo de Pesca del Foro de las Islas del Pacífico (FFA, por sus siglas en inglés) tiene un sistema de monitoreo de buques que permite el seguimiento de actividad pesquera en toda la región de la membresía de la FFA, que abarca las zonas económicas exclusivas de 200 millas de 17 países miembro. Los sistemas centralizados de seguimiento de buques como este permiten a los Estados de pabellón y costeros ver todo el panorama de lo que está ocurriendo en el agua. Es como si ahora pudieran ver todos los colores del arcoíris; en cambio, si un país está trabajando solo, quizás solo vería un color.

America’s Overdose Crisis
America’s Overdose Crisis

America’s Overdose Crisis

Sign up for our five-email course explaining the overdose crisis in America, the state of treatment access, and ways to improve care

Sign up
Quick View

America’s Overdose Crisis

Sign up for our five-email course explaining the overdose crisis in America, the state of treatment access, and ways to improve care

Sign up