El simposio científico sobre los DCP a nivel global

Los expertos destacan formas para gestionar de una mejor manera un equipo de pesca usado frecuentemente para atraer a los atunes

The Pew Charitable Trusts

Los buques cerqueros a menudo dependen de los dispositivos de concentración de peces (DCP) para aumentar su eficiencia en la captura de grandes cantidades de atún barrilete. Sin embargo, al mismo tiempo, pueden capturarse peces pequeños o juveniles de otras dos especies de atún, el atún patudo y el atún de aleta amarilla, con frecuencia antes de que hayan tenido oportunidad para reproducirse. Esta situación, por lo tanto, reduce la productividad y el tamaño de estas poblaciones de peces. Los DCP también pueden afectar a otras especies y a los entornos costeros y marinos. Los tiburones y las tortugas, por ejemplo, se ven atraídos por los DCP. Pueden quedar atrapados en las grandes redes de cerco o en los propios DCP. Además, los pescadores a menudo abandonan este equipo en el mar, lo que contribuye al aumento de los residuos marinos.

Los DCP varían en diseño; algunos van anclados, mientras que otros se establecen a la deriva y se equipan con dispositivos de seguimiento. Normalmente constan de un objeto flotante, como una balsa, y una malla, con frecuencia redes o cuerdas antiguas, que se descuelgan en el agua hasta una profundidad de 50 metros o más.

En las últimas décadas, las flotas de pesca han aumentado el uso de los DCP, pero las normas para desplegarlos y pescar en ellos no han mantenido su ritmo. Como consecuencia, los científicos y los administradores de las pesquerías de atún han planteado sus preocupaciones, cada vez mayores, acerca de este equipo. Para abordar el problema, 31 científicos y otros expertos de todo el mundo asistieron al simposio científico sobre los DCP a nivel global en Santa Mónica, California, en marzo de 2017, con el objetivo de buscar la respuesta a una cuestión fundamental: ¿Cómo sería una gestión correcta del uso de DCP en la pesquería de cerco tropical?

Los participantes revisaron las publicaciones científicas más recientes sobre los DCP para valorar su impacto en el entorno marino, así como los retos asociados a la hora de administrarlos. Acordaron estrategias probadas y prometedoras para reducir los efectos del creciente uso de los DCP. Los expertos también subrayaron las formas para mejorar los datos y el conocimiento sobre los DCP.

Los puntos de acuerdo proporcionaron la base para cinco informes que tienen por objeto informar sobre la ordenación global de los DCP. Todos los participantes firmaron los informes, que se han presentado en las organizaciones regionales de ordenación pesquera de todo el mundo, así como en otras audiencias.

A continuación, se muestran los enlaces a los informes junto con los documentos de las actas:

Los administradores de las pesquerías deberán tener en cuenta las prácticas recomendadas descritas en estos informes y adoptar estrategias, según corresponda, para salvaguardar la salud y la sostenibilidad de estas pesquerías y el gran ecosistema marino.