Más atún no siempre es mejor

Un nuevo estudio examina lo que sucede con los precios del atún cuando se dispara la oferta de atún rojo

Más atún no siempre es mejor

Resumen

Actualmente, cuando los países pesqueros negocian las cuotas de captura del atún rojo del Atlántico y el Pacífico, generalmente asumen que más pesca es siempre mejor para el sector. Sin embargo, un nuevo estudio hace hincapié en lo que ya saben los productores de otras materias primas, como el maíz o el aceite: Una oferta global elevada puede significar menos ingresos.1 En este caso, aquellos que pescan estas valiosas especies de atún rojo ganarán menos dinero, a pesar de producir más.

Una sobreoferta también afecta a aquellos que capturan peces similares, como el atún rojo del sur o el atún patudo. Tal y como la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (CICAA) adopta las cuotas de atún rojo del Atlántico este noviembre, un nuevo estudio respaldado por The Pew Charitable Trusts y The Ocean Foundation demuestra que estabilizar las cuotas a un nivel conservador para el atún rojo oriental es, en la mayoría de los casos, una mejor opción para el sector, y los sectores afines, que inundar el mercado con pescado.

Tendencias de mercado del atún rojo globales

Los desembarcos globales de atún rojo no han sido algo estable, con la captura de tres especies de atún rojo (del sur, Atlántico y Pacífico) en su punto más alto en 1961 con 143 000 toneladas métricas (tm) al año y, a continuación, desplomándose en más de un 65 % en el año 1990. El aumento de los volúmenes de engorda de atún en el mar Mediterráneo provocó que aumentaran los desembarcos de la población oriental del atún rojo del Atlántico, lo que revirtió el descenso de la captura total de estas especies para mediados de la década de 1990.2

Sin embargo, la población de atún rojo del Atlántico oriental y el Mediterráneo no pudo soportar esta presión pesquera y pronto empezó a verse sobreexplotada seriamente. Los administradores no cumplieron las cuotas para esta población con el asesoramiento científico hasta 2010, un cambio que redujo los desembarcos totales de atún rojo a escala mundial hasta los niveles de 1990. Sin embargo, mientras el atún rojo oriental mostraba signos de recuperación, las cuotas aumentaron aproximadamente un 20 % al año entre 2014 y 2017 (un aumento del 75 % en un plazo de tres años). Puesto que la oferta de mercado ha aumentado en los últimos años, los precios del atún rojo han caído. (Véase la figura 1).

Actualmente, los aumentos en las poblaciones de atún rojo oriental han llevado al sector a realizar solicitudes para aumentar la cuota oriental hasta 36 000 tm,3 un aumento del 52 % adicional respecto al límite actual, generándose la interrogante sobre como esto afectaría los precios futuros.

Metodología

El estudio, realizado por Chin-Hwa Jenny Sun en el Instituto de Investigación del Golfo de Maine, Fu-Sung Chiang en la Universidad Nacional del Océano de Taiwán y Dale Squires en la Universidad de California, San Diego, aborda tres cuestiones: ¿Cuál fue el impacto del reciente aumento de la captura del atún rojo oriental en el precio del atún rojo del Atlántico y sus sustitutos?4 ¿El incremento de la cuota del atún rojo oriental seguiría beneficiando al sector pesquero? ¿Y quién hace frente a las ganancias y las pérdidas de los aumentos de la oferta?

Los investigadores modelaron los efectos de la cambiante oferta global del atún rojo sobre los precios de cinco productos que componen la mayor parte del mercado de atún rojo: atún rojo fresco del Atlántico y el Pacífico capturado por buques japoneses, atún rojo fresco del Atlántico y el Pacífico importado en Japón, atún rojo congelado del Atlántico y el Pacífico importado en Japón, atún rojo del sur fresco y congelado, y atún patudo fresco. A continuación, estimaron si los aumentos en la oferta global de estos productos generarían resultados positivos o negativos para los pescadores.5 Puesto que los precios globales del atún están fijados principalmente por el mercado japonés,6 se utilizaron los precios de subasta de Tsukiji, el mercado de pescado más grande de Japón, como una representación de los precios globales del atún.

Finalmente, los autores apuntaron que estos productos son sustitutos cercanos en el mercado japonés, lo que significa que el modelo debe tener en cuenta el impacto de los cambios en el precio en su oferta agregada. Observar la oferta de solo uno de estos atunes o productos derivados del atún de forma aislada subestimaría el impacto sobre el precio de cada producto.

Resultados

El análisis descubrió que, manteniendo todas las otras variables constantes, el precio para el atún rojo y el atún patudo desciende a medida que su oferta agregada aumenta, y que estas caídas del precio difieren en función de la fuente o las especies del atún. En tres de los cinco productos examinados, los precios disminuirían más rápidamente que la velocidad a la que aumentaba la oferta agregada, lo que significa que los ingresos de los pescadores que suministran estos productos realmente se reducirían incluso aunque sus desembarcos aumentaran. (Véase la tabla 1). Esto es un problema mayor para los pescadores de atún rojo del Atlántico, cuyas cuotas se estabilizaron a medida que las cuotas del atún rojo oriental aumentaron un 20 % en 2016 y 2017, y para los pescadores del atún rojo del Pacífico, cuyas cuotas se redujeron cuando aumentaron las del atún rojo oriental.

Los dos sectores que no se espera se vean afectados por una mayor oferta agregada de atún son los sectores del atún rojo del sur fresco y congelado y el atún rojo del Atlántico congelado, pero existen una serie de factores que podrían minimizar la capacidad de un pescador individual para obtener ganancias de estas circunstancias. A menos que hayan asignado cuotas individualmente, por ejemplo, los pescadores que venden estos productos no tienen la garantía de poder aumentar su propia captura, incluso aunque se aumenten sus propias cuotas pesqueras. Además, si las cuotas están niveladas, como lo estaban para el atún rojo del sur en 2016 y 2017, los pescadores podrían simplemente enfrentarse a unos precios menores debido a que dispondrían de una menor capacidad para impulsar su captura individual como oferta agregada derivada de las subidas en los demás sitios.

Los investigadores aplicaron más tarde sus hallazgos y examinaron el impacto sobre los precios del gran aumento de la oferta de atún rojo del Mediterráneo y el Atlántico oriental que tuvo lugar entre 2014 y 2017. A continuación, pronosticaron el impacto de aumentar la cuota del atún rojo oriental aún más a 30 000 o 40 000 tm a lo largo del siguiente ciclo de gestión (tres años hasta 2020). (Véase la tabla 2).

Los pescadores de atún patudo fresco serían los más afectados para 2020, ya que el aumento de la cuota a estos niveles podría derivar en el desplome de los precios en más de un 65 %. Sin embargo, para varias especies y productos, el aumento de los desembarcos de atún rojo oriental de hasta 40 000 tm podría derivar en caídas del precio de al menos el 50 % hasta 2020.

Conclusión

Este estudio ilustra que el aumento de la cuota para el atún rojo oriental no tiene interés económico en la mayoría de los pescadores de atún rojo y afectaría a los sectores de atún rojo y atún patudo de todo el mundo. La estabilización de la captura del atún rojo no es solo una opción económicamente más beneficiosa para la mayoría de pescadores, sino también un método menos arriesgado de gestionar el atún.

Notas finales

  1. Chin-Hwa Jenny Sun et al., “More Landings for Higher Profit? Inverse Demand Analysis of the Bluefin Tuna Auction Price in Japan andEconomic Incentives in Global Bluefin Tuna Fisheries Management”, consultado el 7 de septiembre de 2017, http://www.iae.ntou.edu.tw/RePEc/nto/wpaper/201701.pdf.
  2. Hay dos poblaciones distintas de atún rojo del Atlántico: la población del Atlántico occidental y la población del mar Mediterráneo y el Atlántico oriental (atún rojo oriental).
  3. Fish Information & Services, “Andalusia Seeks Bluefin Tuna Quota Restitution,” última actualización el 19 de julio de 2017, https://www.fis.com/fis/worldnews/worldnews.asp?monthyear=7-2017&day=19&id=92866&l=e&country=&special=&ndb=1&df=1.
  4. Es decir, el atún rojo del Pacífico, el atún rojo del sur y el atún rojo fresco.
  5. En este estudio, el atún rojo incluye tanto el atún rojo del Atlántico como del Pacífico, ya que los datos de mercado no distinguen entre las dos especies.
  6. P.M. Miyake et al., “Recent Developments in the Tuna Industry: Stocks, Fishery, Management, Processing, Trade and Markets,” FAO Fisheries and Aquaculture Technical Paper 543 (2010), 72, http://www.fao.org/docrep/013/i1705e/i1705e.pdf.
The front facade of the Supreme Court of the United States in Washington, DC.
ian-hutchinson-U8WfiRpsQ7Y-unsplash.jpg_master

Agenda for America

Resources for federal, state, and local decision-makers

Quick View

Data-driven policymaking is not just a tool for finding new solutions for emerging challenges, it makes government more effective and better able to serve the public interest.