Organismo Global Ayuda a Países a Implementar la Protección Marina

A través de la clarificación de estándares, UICN quisera inspirar mejores salvaguardas para los océanos

Navigate to:

Organismo Global Ayuda a Países a Implementar la Protección Marina
Shutterstock

A fin de combatir distintas amenazas a la vida en el océano que podrían ocurrir a organismos microscópicos, al animal más grande del planeta, y hasta los arrecifes coralinos, los bosques de algas y las esponjas de cristal; diversos países han decidido crear áreas marinas protegidas (AMP) que son la versión marina equivalente a los parques nacionales terrestres.

En virtud de que cada vez más países designan AMPs en sus territorios, la UICN, que durante más de 70 años ha sido la autoridad global sobre el estado del mundo natural y las medidas necesarias para conservarlo, ha decidido aclarar sus definiciones sobre protección marina, con el objeto de facilitar a los países la tarea de notificar en forma más precisa, la información relacionada con sus AMPs, y que forma parte de la Base de Datos Mundial sobre Áreas Protegidas (WDPA).

Como resultado de éste esfuerzo, los gobiernos, las organizaciones no- gubernamentales y otras partes interesadas, podrán dar un seguimiento correcto del progreso hacia los objetivos globales, como son los establecidos por la Convención para la Diversidad Biológica, y en particular las llamadas metas de AICHI, cuyo Objetivo 11realiza un llamado a proteger el 10 % del océano antes del año 2020. Del mismo modo, podrán darse seguimiento al progreso de la recomendación de la UICN, de salvaguardar al menos 30 % del océano para el año 2030.

Para obtener más información sobre los estándares de las AMPs de la UICN, Angelo O’Connor Villagómez, Gerente Senior del Proyecto Pew Bertarelli para el Legado del Océano, de sostuvo una entrevista con Mike Wong, Vice presidente de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN Región Norteamerica.

Pregunta: ¿Cómo define la UICN una AMP?

Respuesta: Desde hace más de una década, la definición de Áreas Protegidas (AP) de la UICN es: “Un AP es un espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y administrado, a través de medios legales u otros medios eficaces para lograr la conservación de la naturaleza a largo plazo, con servicios ecosistémicos y valores culturales asociados”. Esto indica que el objetivo primario de cualquier área protegida, incluidas las AMPs, debe ser la conservación de la biodiversidad. En la práctica, no obstante, el término AMP ha sido utilizado para describir muchas formas de ordenamiento comúnmente aplicadas a un área marina definida. Éstas van desde áreas en donde se prohíbe todo tipo de extracción de recursos, hasta aquellas que permiten niveles industriales de actividades extractivas. Sin embargo, solamente aquellas áreas marinas que tienen como objetivo principal la conservación podrán describirse como AMPs.

Mike Wong es Vicepresidente de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN Región Norteamerica.
Courtesy of Mike Wong

Pregunta: ¿En qué medida están protegidos los océanos?

Respuesta: Interesante pregunta. Según la Base de Datos Mundial sobre Áreas Protegidas del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente [UNEP, por sus siglas en inglés], las AMPs protegen un 7.26 % del océano. Se trata de la cifra al mes de mayo de 2018, y que se basa en los mejores datos con los que contamos, y que son los datos que los gobiernos envían a la base de datos. Solamente recopilar esos datos es una tarea colosal, puesto que hay más de 15 000 AMPs designadas en todo el mundo. Aun así, las últimas revisiones, incluyendo un estudio revisado por pares expertos en 2018, y publicado en Marine Policy, han demostrado que las áreas que no cumplen el estándar establecido por UICN  para una AMP, están también incluidas en  la WDPA.

A través del uso de un método para la obtención de datos ligeramente distinto, el Atlas de Protección Marina del Instituto de Conservación Marina, también produce una estimación  sobre la extensión del océano activamente protegida. . El instituto utiliza los datos de la WDPA como punto de partida, pero los compara con bases de datos nacionales y otras fuentes de información regional, nacional y local, a fin de determinar si las áreas están verdaderamente protegidas. En este sentido, y también con cifras al mes de mayo de 2018, el Atlas estima que solamente el 3.7 % del océano se encuentra activamente protegido.

Pregunta: ¿Cómo está trabajando la UICN para hacer frente a esta discrepancia?

Respuesta: Esta discrepancia no nueva, y ha habido gran discusión dentro de la comunidad conservacionista sobre lo que debería considerarse realmente protegido. Se trata de una discusión muy similar a la relacionada con las llamadas “reservas de papel” comoen el caso de las áreas protegidas terrestres. A fin de comenzar  a abordar este problema, la UICN organizó un taller de expertos y administradores de AMPs en Washington durante el mes de enero de 2018, a fin de  analizar cómo podría el sistema de clasificación de AMPs garantizar deuna mejor manera, el que las áreas designadas y las AMPs reportadas sean medidas realmente eficaces de protección marina.

Estas precisiones ayudarán a informar mejor a los tomadores de decisiones, los científicos y las comunidades, sobre la planeación y el establecimiento de nuevas AMPs, cuya finalidad declarada sea la conservación. También ayudarán a orientar la mejora continua de las áreas previamente establecidas que no alcanzan los estándares globales acordados.

[Consulte el estándar global para AMP de la UICN aquí.]

Pregunta: ¿Cuáles fueron los resultados del taller?

Respuesta: Sabemos que las AMPs bien diseñadas y gestionadas en forma eficaz, conservan la biodiversidad marina y proporcionan beneficios sociales, económicos y culturales. El resultado consensuado del taller fue la necesidad de publicar un documento breve que aclare cuáles son las actividades que pueden o no llevarse a cabo en una AMP . El documento no propone nuevos estándares, aunque si enfatiza la aplicación de estándares globales previamente acordados. El documento también promueve que  los gobiernos  se aseguren de que tanto las designaciones de AMPs, como la generación de informes, cumplan con los estándares de protección.

El taller también reafirmó que la finalidad principal de un AMP debe ser la conservación de la biodiversidad, y que las actividades industriales no son compatibles con las AMPs. Del mismo modo, destacó que en el Congreso Mundial de Conservación, llevado a cabo en 2016 en Hawái, los miembros de la UICN recomendaron para el futuro “una red de AMPs altamente protegidas ...  que para crear un océano totalmente sostenible, al menos un 30 % del mismo no deberá tener ningún tipo de actividad extractiva”.

A través de un proceso de consultas elaborado, la UICN compartió el borrador del documento con sus miembros en el mes de febrero de 2018, y aceptó comentarios durante el mes de abril del mismo año. Hemos tenido una gran participación de los gobiernos y otras partes interesadas de todo el mundo, y hemos elaborado un documento que ayuda a aclarar la diferencia entre un AMP, y áreas designadas para otros usos, como el manejo de pesquerías.

Pregunta: Entonces, ¿Es esto una nueva definición de AMP?

Respuesta: No, no se trata de una nueva definición. El documento de estándares se redactó apoyándose en las recomendaciones y resoluciones existentes y previamente acordadas, además de la orientación de la UICN. Lo que hicimos fue compilar criterios previamente acordados con el fin de indicar qué es lo que conforma un área marina protegida, en un solo documento (algo que no se había hecho anteriormente), y eliminar cualquier duda relativa al tipo de actividades permitidas en áreas marina protegidas ya designadas.

Simplemente se aportó claridad para ayudar a que los países puedan reportar sus datos de forma más precisa a la WDPA, de manera que podamos dar un seguimiento correcto del progreso de la extensión del océano que está efectivamente protegida. En última instancia, es responsabilidad de los países seguir, establecer y cumplir estos estándares en la planificación de su protección marina. Sin embargo, la UICN continuará trabajando con sus estados miembro, a fin de apoyar la adhesión e integración de estos estándares en sus nuevas AMPs, y asesorarlos sobre la forma en la que pueden mejorar las AMPs existentes y que no cumplen estas normas.

Pregunta: ¿Cómo espera que los países apliquen los estándares?

Respuesta: El objetivo es facilitar la mejora continua. La aplicación amplia del término AMP, trajo como resultado que algunos países notifican AMPs que no cumplen los estándares globales. Estas áreas pueden ofrecer ventajas escasas o nulas a la conservación de la biodiversidad, pero ello no significa que debamos darnos por vencidos. La conservación es un proceso perpetuo, y al reconocer la necesidad de cambiar nuestro enfoque, podemos avanzar hacia el progreso futuro. Hemos ya observado dicho progreso en las áreas protegidas terrestres, dentro del programa de la Lista Verde de la UICN. Sabemos que al aclarar lo que se considera como AMP, podremos ayudar a los países a crear áreas protegidas reales, y cumplir con los elementos cualitativos y cuantitativos del Objetivo 11 de Aichi. Al adoptar estas medidas, nuestra siguiente generación podrá ser testigo de las mejoras en la salud oceánica, y el retroceso de la tendencia descendente de la biodiversidad marina.

America’s Overdose Crisis
America’s Overdose Crisis

America’s Overdose Crisis

Sign up for our five-email course explaining the overdose crisis in America, the state of treatment access, and ways to improve care

Sign up
Quick View

America’s Overdose Crisis

Sign up for our five-email course explaining the overdose crisis in America, the state of treatment access, and ways to improve care

Sign up