El cambio climático afecta dónde se encuentran y se capturan los peces

Estudios recientes demuestran que los peces buscan aguas más frías

El cambio climático afecta dónde se encuentran y se capturan los peces
Shutterstock

Especies de aguas más calientes, como la cobia y el pez sol (foto), se han detectado recientemente en latitudes más al norte.

Los manejadores de pesquerías frecuentemente desarrollan reglamentación de pesca bajo la expectativa de que las mismas especies se encuentran en los mismos lugares año tras año. Para establecer límites de captura en la pesca se requiere de algunas suposiciones y hasta hace poco una de ellas era que el océano tiene ciclos, pero en general es estable a través del tiempo. Sin embargo, hay información reciente que cuestiona esa noción, dado que los científicos y algunos gestores de política pública han creado mayor conciencia de los cambios a largo plazo en el ambiente marino.

Para tomar decisiones acertadas los administradores pesqueros necesitan información más fidedigna que los reportes anecdóticos de que algunas especies de aguas más calientes, como la cobia o el pez sol, aparecen por latitudes que normalmente son de temperaturas más frías. En efecto los manejadores necesitan datos científicos robustos. Los adelantos significativos en la comprensión de décadas de estudios científicos han permitido que las personas tengan una imagen más clara de cómo las poblaciones de peces se han desplazado a lo largo de 30 años, como se ve en la gráfica a continuación.

Change in Latitude and Depth of the Geographic Centerpoint of More Than 100 U.S. Fish Populations, 1982-2013

Las poblaciones de peces se mueven sostenidamente hacia las latitudes más hacia el norte (izquierda) y hacia aguas más profundas (derecha). En ambas gráficas, el mensaje es claro: los peces se dirigen hacia aguas más frías. Lea más.

En vez de datos nuevos, se requiere un nuevo ángulo

Durante décadas los científicos pesqueros han realizado censos de arrastres de fondo de forma sistemática para que con esa información se puedan estimar los números actuales y futuros de los peces. El censo se enfocaba en lo que se captura en las redes y también se grababan las latitudes, longitudes y profundidades de cada arrastre.

“Se nos ocurrió que ahí había otra historia”, dijo Dr. Malin Pinsky, científico de la Universidad de Rutgers. “Al observar los datos que ya existían desde un ángulo un poco diferente, podíamos identificar dónde se encontraban las poblaciones de peces y si estas localidades cambiaban a través del tiempo.”

Peces de las mismas especies pueden extenderse a lo largo de una gran área geográfica, pero los científicos pueden calcular dónde se concentra la mayoría de la población -esto es el centro geográfico. Al comparar la localización y la profundidad del arrastre con el centro geográfico, los estudios del Dr. Pinsky han demostrado que algunas poblaciones de peces se han desplazado a través del tiempo. Ocean Adapt, un portal web desarrollado por el Dr. Pinsky en colaboración con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y el Servicio Pesquero (Pesquerías de NOAA), le permite a los visitantes a recopilar y enterarse de estos resultados instantáneamente, lo que hace mucho más fácil para todos, incluyendo a los administradores pesqueros, a observar cómo los peces de interés se han movido.

La herramienta le permite a cualquier persona a escoger una región -como el Golfo de Alaska, el Golfo de México y el Noreste de E.U., por nombrar algunos- y un pez. ¿Se han desplazado hacia el norte las langostas de Nueva Inglaterra? ¿Y que tal la raya del Atlántico?  ¿Y el croca (spot)?, pez preferido para muchos que toman por primera vez una caña de pescar en verano. Lo más importante es que todos los datos son públicos y se pueden descargar para una inspección mas detallada.

No existe una sola respuesta

Las especies no están moviéndose en la misma dirección en todos lados. De hecho, los datos han demostrado que las especies han reaccionado de modo diferente a los cambios ambientales. Por ejemplo, peces de las latitudes del norte se han movido más al norte y más profundo a mayor grado que aquellos de latitudes más hacia el sur. Estos nuevos estudios han destacado que todavía existen muchas lagunas por falta de información entre los datos que hay disponibles. Aunque no hayan conclusiones de talla única para los cambios de las poblaciones de los peces, científicos y administradores se hacen nuevas preguntas, tales cómo si se debe o de qué manera se puede manejar la pesca en los E.U. ante estos nuevos hallazgos.

Es hora de actualizar la principal ley de pesca

Desafortunadamente no todos los consejos pesqueros regionales están llevando a cabo estos diálogos durante la toma de decisiones ya que la ley no les requiere efectuar el manejo pesquero de avanzada. Cuando el Congreso de los E.U. realice cambios en la Ley Magnuson-Stevens de Conservación y Manejo de Pesquerías, los legisladores deben pedirle a cada consejo la creación de planes pesqueros de ecosistema, los cuales sirven como guía para ayudar a los administradores a comprender los factores ambientales que influencian a sus pesquerías para que así puedan considerarlos y estar mejor informados al tomar decisiones.

La Ley Magnuson-Stevens se acerca a su aniversario número 40 y podría beneficiarse de una actualización. Ya es tiempo de un nuevo enfoque en el manejo de pesquerías. Conozca más en www.pewtrusts.org/healthyoceans.

Spotlight on Mental Health

Article

La Ley Magnuson-Steven en sus 40 años

Razones por las cuales la ley más significativa de la pesca en Estados Unidos debe asumir un enfoque completo de manejo de pesca

Quick View
Article

El 13 de abril de 2016, el acta Magnuson-Stevens, la ley que gobierna el manejo de la pesca en las aguas de Estados Unidos, cumple 40 años.