Los gobiernos comienzan a considerar un nuevo hito en la conservación de los océanos

Los miembros de la Convención para la Diversidad Biológica se reunirán para avanzar en nuevos objetivos para proteger hábitats marinos

Los gobiernos comienzan a considerar un nuevo hito en la conservación de los océanos
La ballena orca se encuentra en todo el mundo y migra miles de millas en busca de hábitats para alimentarse y reproducirse. Una mayor protección de los océanos podría hacer que sus migraciones sean más seguras. Foto por Jero Prieto/Pelagic Life.

Hace casi una década, las partes que conforman la Convención para la Diversidad Biológica (CBD) adoptaron un plan estratégico que incluía el objetivo de proteger al menos el 10 % de las áreas costeras y marinas hacia el 2020, el primer objetivo global de protección marina. El plan de la CBD, denominado colectivamente Objetivos de Biodiversidad de Aichi, incluía otros factores para reducir la pérdida de especies y ayudar a garantizar ecosistemas resilientes.

Actualmente, a apenas dos años del plazo de los Objetivos de Aichi, ¿cómo se está trabajando?, ¿y cuál es el paso siguiente?

El avance hacia el 10 %

Durante la última década, se ha avanzado de manera significativa hacia la protección de los océanos. De acuerdo con la Base de Datos Mundial sobre Áreas Protegidas, alrededor del 7,4 % de los océanos está protegido, aunque algunas de esas áreas no se administran de manera eficiente o no siguen los estándares pautados a nivel mundial.

Especies altamente migratorias, como estas mantarrayas móbulas, se beneficiarían de más áreas marinas protegidas y de una mayor conectividad entre ellas. Foto por Eduardo Lopez Negrete/Pelagic Life.

 

El camino hacia adelante

La ciencia ha demostrado que los compromisos actuales no son suficientes. En el Congreso Mundial de la Naturaleza de 2016, los miembros de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que está conformado por Gobiernos y organizaciones no gubernamentales, se unieron a la comunidad científica a fin de emitir un llamado a la protección de, al menos, el 30 % de los océanos para garantizar resiliencia ante el cambio climático, evitar el colapso de las pesquerías y sostener la salud de los océanos en el largo plazo.

Además, Gobiernos individuales están comenzando a hacer un llamado por una protección más amplia. Por ejemplo, en septiembre, durante la sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el gobierno del Reino Unido pidió la designación de áreas marinas protegidas que abarquen el 30 % de los océanos.

Con el inminente vencimiento del plazo de los Objetivos de Aichi originales en 2020, es necesario que los Gobiernos tomen medidas en la próxima conferencia de las partes de la CBD y desarrollen una hoja de ruta hacia un avance más mensurable para evitar la pérdida de biodiversidad y sostener los beneficios del ecosistema en la próxima década.  The Pew Charitable Trusts estará presente en la reunión, que tendrá lugar en Egipto del 17 al 29 de noviembre en la ciudad de Sharm el-Sheij, con el fin de ayudar a garantizar que los nuevos objetivos sean ambiciosos e incluyan medidas para responsabilizar a los Gobiernos.

Mientras se concentran en alcanzar el objetivo de 10 % de áreas costeras y marinas protegidas en los próximos dos años, los líderes mundiales también deben considerar lo que pueden hacer durante la próxima década para proteger la biodiversidad y alcanzar un nuevo objetivo: proteger el 30 % de las áreas costeras y marinas del planeta hacia el año 2030, el nivel que la comunidad científica afirma que es necesario si albergamos la esperanza de dejarles a las generaciones futuras un océano saludable y sostenible.

Liz Karan dirige el trabajo de Pew para la protección de la vida oceánica en altamar.

Article

La protección del océano a través del Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas

Quick View
Article

En 1993 entró en vigor el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD) de las Naciones Unidas, lo que marcó el comienzo de una nueva era de conservación global.