Project

Protegiendo el Océano Austral de la Antártida

Protegiendo el Océano Austral de la Antártida
Protegiendo el Océano Austral de la Antártida

El Océano Austral que rodea la Antártida es una de las últimas grandes zonas silvestres del planeta. Si bien el continente antártico es el lugar más frío, seco y ventoso del planeta, sus heladas aguas albergan a miles de especies únicas : desde estrellas de mar de brillante colorido y gusanos bioluminiscentes hasta pulpos de color pastel. También es hogar de millones de pingüinos, que al igual que otras especies que dependen de kril, un pequeño crustáceo con apariencia de camarón que ocurre en grandes cardúmenes, al igual que de otras especies forrajeras que forman la base de una delicada red trófica. Sin embargo, los científicos creen que este ecosistema está cambiando a causa del impacto del cambio climático y de la temperatura que está aumentando en esta zona de manera más rápida que en cualquier otro lugar de la Tierra. 

DESCRIPCIÓN GENERAL

Para proteger esta espectacular región, The Pew Charitable Trusts y sus socios están trabajando con la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA) y los gobiernos miembros con el propósito de establecer una red de áreas marinas protegidas a gran escala alrededor de la Antártida.

La CCRVMA acordó un marco de trabajo para crear tal red y definió nueve áreas que ameritan protección

Actualmente hay tres propuestas de áreas marinas protegidas bajo consideración: las aguas de la Antártida Oriental, del Mar de Weddell y de la Península Antártica.

Esta red incluye la mayor AMP del Mar de Ross, sobre cuya creación los 25 miembros de la CCRVMA se pusieron de acuerdo en 2016. Esta designación entró en vigencia el 1º de diciembre de 2017 y proteje 2,06 millones de kilómetros cuadrados, aproximadamente 800.000 millas cuadradas.

Las aguas de la Antártida Oriental, ubicadas al sur de Australia, presentan grandes cañones y barrancos submarinos, y sustentan a una gran variedad de especies, como pingüinos emperador y de Adelia, grandes colonias de focas y también al predador tope de la región, la austromerluza. Es necesario seguir realizando investigaciones en estas aguas para aprender más sobre la interacción y el rol de estas especies en el ecosistema de la región.

El Mar de Weddell está ubicado en una remota y helada bahía, situada al este de la Península Antártica. Muy por debajo del hielo marino viven criaturas que no se encuentran en ningún otro lugar del planeta, como especies únicas de esponjas de cristal y corales de aguas frías. La región es también el hábitat de variadas poblaciones de peces, aves marinas y mamíferos marinos, además de pingüinos emperador y de Adelia, petreles antárticos y focas de Weddell.

La Península Antártica es una de las áreas de mayor importancia biológica del Océano Austral y ha sufrido el impacto del cambio climático más que ningún otro lugar del planeta. Es también la región más visitada por el turismo y en la que más se pesca el kril antártico. El calentamiento del área origina cambios en las condiciones climáticas y una importante disminución en la formación de hielo. El hielo marino, representa un hábitat crucial durante el invierno para los pingüinos de Adelia y de barbijo, las focas cangrejeras y el kril antártico. Las condiciones cambiantes causadas por el cambio climático, en combinación con la pesca concentrada de kril en las áreas costeras, ponen en riesgo a este frágil ecosistema y a su notable biodiversidad.

Además de abogar por reservas marinas totalmente protegidas, Pew apoya el desarrollo de un manejo de la pesquería del kril antártico basado en el ecosistema a fin de minimizar la competencia con especies que dependen de estos crustáceos como fuente de alimentación.

Nuestro trabajo

CCAMLR 101: How to Protect Antarctica's Marine Life